//
Sigue leyendo

Gasolina

Mazda MX-5: Equipamiento, precios y valoración final

Mazda MX-5 (28)

En las dos primeras partes ya hemos visto cómo es por dentro el Mazda MX-5, y lo más importante, cómo se conduce. No obstante, en esta última parte veremos el equipamiento que puede montar así como el precio de salida de este roadester.

Lo primero que hay que decir es que, como buen japonés, la lista de equipamiento no es muy amplia, aunque si hay unos cuantos accesorios opcionales, especialmente para modificar el aspecto exterior del vehículo. No obstante, y con la renovación del modelo muy cerca, Mazda comercializa algunas ediciones especiales que mejoran la relación entre el equipamiento y el precio.

La mejor opción para acceder a esta versiones es a través de la tienda online de la marca, Mazda Outlet, en la que se ofrecen vehículos nuevos de stock con descuentos importantes, aunque sin ninguna posibilidad de configuración, y limitadas a la versión 1.8 de 126 CV.

Mazda MX-5 (1)

En concreto, el Mazda que nosotros probamos, era la versión más básica de las 2 que se ofrecen a través de la Mazda Outlet, denominada Style RC (techo duro retráctil). Esta versión incluye entre otras cosas control de tracción y de estabilidad, faros antiniebla delanteros, airbags frontales y laterales, climatizador automático, entrada de audio auxiliar, llantas de aleación de 16 pulgadas y volante y pomo de la palanca de cambios en cuero.

El precio de esta versión, siempre a través de Mazda Outlet es de 22.950 euros. Si optamos por la versión Sport-Tech, añadimos navegador Tom-Tom integrado, llantas de 17 pulgadas y asientos en cuero calefactados, aunque tendremos que pagar 2.000 euros más.

Analizando el equipamiento que hemos podido probar, tenemos luces y sombras. El sistema de manos libres, no es fácil de manejar, y no siempre responde bien a los comandos de voz, pero sin embargo la calidad de la llamada es muy buena, incluso circulando por carretera con la capota quitada.

Por otro lado el sistema de climatización tiene un modo específico para ir sin la capota, en el que el caudal de aire se incrementa y disponemos de salidas adicionales para el aire. Durante la semana que lo hemos probado sí hemos podido comprobar que el sistema de calefacción es muy eficaz. Se puede circular por carretera con comodidad, sin ir especialmente abrigado, con una temperatura exterior de unos 5 grados. Por supuesto esto es una opinión muy personal, pero creemos que el sistema de calefacción funciona muy bien.

Mazda MX-5 (4)

El único problema es que al no poder quitar el coche en marcha, si el motor está frío, el sistema de climatización tardará unos minutos en proporcionarnos aire caliente. Quizá sea precisamente aquí cuando más podamos agradecer los asientos calefactados, que además han sido revisados para que se calientes más rápidamente. Eso sí, tanto en invierno como en verano, la gorra se hace imprescindible, de lo contrario el pelo se nos moverá mucho y resultará incómodo.

El otro elemento de equipamiento que merece la pena analizar por separado es el techo duro retráctil, que tiene un comporamiento satifactorio. A diferencia de algunos otros modelos debemos accionar manualmente un liberador antes de que el sistema inicie el proceso, que fácilmente manjable y que no enlentece el proceso total, que dura unos 14 segundos.

Mazda MX-5 (9)

Valoración final

Después de haber visto de manera pormenorizada todos los aspectos de este Mazda MX-5 queda dar una valoración final, con un resumen de sus aspectos positivos y sus defectos.

El Mazda MX-5 es un coche divertido de conducir, tanto por su planteamiento (tracción trasera, motor gasolina atmosférico, centro de gravedad bajo) como por su configuración (direccción directa, recorridos cortos y precisos de la palanca de cambios y puesto de conducción deportivo).

Es un roadester de pura cepa a un precio asequible, un deportivo que reacciones vivas que no obstante, tiene una dirección suficientemente asistida y una suspensión suficientemente confortable que consiguen que sea un coche compatible con el día a día.

Mazda MX-5 (33)

Sus mayores defectos tienen que ver precisamente con su planteamiento lúdico. La falta de huecos interiores y algún espacio donde dejar algún objeto voluminoso, como un abrigo o un bolso, además de un maletero pequeño y poco aprovechable.

Además a este Mazda se le notan los años, y el interior poco vistoso, así como un equipamiento multimedia y de seguridad menos avanzando que el de otros modelos de la marca (no tiene prueba reciente de EuroNCAP ni ningún sistema de ayuda a la conducción moderno, como el sistema de alerta por cambio involuntario de carril que sí lleva el CX-5), le restan puntos.

La nota final que le damos, valorando todas estas cuestiones, y que se trata de un modelo mítico y con un planteamiento único, es de 8,5/10.

Mazda MX-5 (42)

Nos lo compraríamos por: Puesto de conducción casi perfecto, diversión conduciendo, techo duro retráctil de rápido accionamiento, tacto palanca de cambios, dirección precisa, peso del conjunto reducido, capacidad de frenada, calidad de los ajustes en el interior, buen compromiso entre deportividad y confort, precio en relación a rivales de planteamiento similar, fiabilidad Mazda.

No nos lo compraríamos por: Consumo muy sensible al tipo de conducción, motor perezoso por debajo de 3.000 revoluciones, baja insonorización, falta de practicidad por el maletero y la ausencia de un hueco voluminoso en el habitáculo, equipamiento multimedia y de seguridad anticuados, aspecto poco vistoso de la consola central y de algunos plásticos duros, posición del botón de apertura del maletero, lista de equipamiento reducida.

En Sobreviraje | Mazda MX-5: planteamiento e interior, Mazda MX-5: conducción

 

 

Discussion

No comments yet.

Post a Comment

Estamos leyendo:

Nuestro Twitter

Photos on flickr