//
Sigue leyendo

Actualidad

Nuevo Clase S, el análisis

Clase S 2013 (1)

Seguro que ya has visto cómo es la nueva berlina de representación de Mercedes-Benz, el Clase S. Este nuevo modelo impresiona. A cualquier cualidad que tuviera el anterior modelo, se le puede poner un más delante: es más ligero, más potente, más grande, más eficiente, más tecnológico y especialmente, más seguro. Creo que podríamos seguir así hasta cansarnos.

Concretando un poco, para aquellos que no estén tan al tanto, podemos empezar por decir que el interior es completamente diferente, y se distingue por que la consola central se funde con la propia sección de visualización de contenido multimedia, formando un conjunto formado por dos pantallas de 12,3 pulgadas.

Cómo podéis ver en las fotos, se ha avanzado en la calidad del habitáculo, que está iluminado mediante luces tipo LED, y que por supuesto se ha diseñado prestando especial atención en el confort de los pasajeros traseros, que en las versiones con batalla larga, pueden contar hasta con asiento reclinable con función de masaje.

Otro aspecto que se ha mejorado es el de entretenimiento y conectividad multimedia. Por supuesto la marca alemana ha puesto a su nuevo modelo a la vanguardia, con multiples funciones novedosas, como gestión por voz de correo electrónico o la reproducción de contenido multimedia.

Clase S 2013 (2)

En cuanto a la seguridad, uno de los aspectos más cuidados tradicionalmente en este modelo, se han mejorado algunos sistemas que ya podía incluir el anterior modelo, y se han incluído algunos nuevos. Entre ellos, el programador de velocidad activo con asistente de dirección, la cámara de visión nocturna o el sistema de frenada automática para evitar una colisión, tanto frontal como trasversal.

Acabando con la descripción del coche, hay que decir que esta berlina de representación se ofrecerá al principio con cuatro cadenas cinemáticas diferentes, dos híbridas, con motores diesel y gasolina en la parte térmica respectivamente (S 300 BlueTEC HYBRID, S 400 HYBRID), un diesel (S 350 BlueTEC) y un gasolina (S 500), que se verá completado con una quinta versión enchufable (S 500 Plug-in Hybrid). Los consumos en estas 4 versiones van desde los 4,4 hasta los 8,6, lo que representa una importante disminución.

Dicho todo esto, creo que el Mercedes-Clase S decepciona en cierta manera. A diferencia de sus precedesores, que han supuesto auténticos hitos en materia tecnológica y de seguridad, el nuevo modelo avanza con decisión sí, pero no marca el camino de los próximos modelos.

Muchos de los sistemas con los que cuenta ya están presententes en berlinas medias ya a la venta (el VW Passat por poner un ejemplo, ya cuenta con un control de crucero adaptativo muy avanzado), o son versiones mejoradas de los que ya podía incluir el modelo anterior. La presencia opcional del airbag de cinturón maquilla esta impresión.

Algunos dirán que la tecnología ha llegado a un punto tal, que es imposible revolucionarla, que es imposible ya descubrir el gran avance que lo cambie todo, como lo hizo el ABS o el airbag o el control de estabilidad, todo novedades de anteriores Mercedes-Benz Clase S.

Clase S 2013 (3)

Sin embargo, no son los primeros que ven las cosas así. Thomas Malthus publicó en 1798 su Ensayo sobre el Principio de la Población. El bueno de Malthus pensaba que la desdicha se cerniría sobre su querida Inglaterra, ya que la población crecía de manera exponencial, mientras que los recursos agrícolas, que ya habían según el su máximo rendimiento, lo hacía en una progresión aritmética.

Años después la Revolución Industrial permitiría romper las previsiones de Malthus gracias a una evolución significativa en los medios de producción, que elevó en gran medida los rendimientos agrarios. Pero eso él, en 1798 (en realidad publicó su libro en 5 tomos, el último de los cuales vió la luz en 1830) no lo sabía.

De la misma manera, no podemos suponer nosotros que la técnica ha llegado ya a un punto tal que es imposible mejorarla significativamente. Es por eso que esta versión del Mercedes Benz Clase S me decepciona, porque simplemente no ha podido dejarme anonadado. Se que es mucho pedir, pero es un Clase S, y también se pide mucho por él.

 

 

Discussion

No comments yet.

Post a Comment

Estamos leyendo:

Nuestro Twitter

Photos on flickr