//
Sigue leyendo

Actualidad

¿Qué es más difícil, cocinar poco para pocos o al revés?

Dacia Lodgy oficiales (9)

Siempre he encontrado muchas similitudes entre el mundo de la cocina y el del automóvil. Ambos ofrecen productos que se mueven en rangos de precio tremendamente dispares, que todo el mundo consume y sobre los que también todos tenemos una opinión que difícilmente nos pueden cambiar (si no te gusta un modelo, o la tortilla con cebolla, es difícil hacerte cambiar de opinión, aunque no sepas muy bien por qué).

Ambas disciplinas comparten además una maldición: el virtuosismo suele ser atribuido a aquellos que venden los productos más caros. En mi opinión, por seguir con el símil, tan difícil es hacer un helado de wasabi en lecho de canela en una cocina que parece un laboratorio como una tortilla de patatas con una sartén, un fuego y una pala de madera.

Es algo esto que se suele olvidar con frecuencia. Los modelos más caros se llevan grandes elogios, por su carácter, por su atención al detalle o por su buen gusto. Pocos reparan en el tremendo esfuerzo económico e intelectual que supone vender un coche que a diferencia de un deportivo de lujo, no puede fallar en ningún aspecto.

Tiene que ser fiable, seguro como el que más, bien equipado, amplio, agradable a la vista, gastar poco combustible y además, gustar a miles de personas lo suficiente como para que se decidan a hacer uno de los desembolsos más grandes que una familia puede hacer, y todo ello con un precio tan ajustado como sea posible, porque amigos, aquí el margen es muy pequeño.

La verdad, yo cada vez que pruebo un modelo generalista veo más virtuosismo que cuando me monto en un coche que pocos podrán comprar, por mucho que me apasione conducirlo. Suelo imaginarme a un equipo de cientos de personas obsesionadas por el detalle, pero conscientes de que van a tener que vender muchos pinchos de tortilla para que al final la enorme inversión realizada sea rentable.

Discussion

No comments yet.

Post a Comment

Estamos leyendo:

Nuestro Twitter

Photos on flickr