//
Sigue leyendo

Actualidad

Salón de Ginebra 2013, primeros análisis

Toyota iRoad

Tras semanas de novedades, anuncios y modelos desvelados, el Salón de Ginebra ya está aquí. La cantidad de novedades es impresionante, y la verdad es que resulta difícil destacar cuál es el rasgo definitorio de esta edición.

Para algunos, el hecho de que se hayan presentado tres súperdeportivos (Lamborghini Veneno, La Ferrari y McLaren P1), resulta crucial. En cierto sentido tienen razón, porque este tipo de coches son los que marcan un década. Resultará difícil que veamos otra edición en la que se presenten 3 coches de estas características.

Sin embargo, de entre las cientos de propuestas que vamos a poder ver, hay una, que por su importancia en la vida cotidiana de una mayoría, resulta a mi parecer, crucial. Se trata de un nuevo vehículo que pretende ser la solución de movilidad definitiva.

toyota_i-road_concept_2

Hablamos del Toyota iRoad, un vehículo eléctrico para 2 personas de 50 km de autonomía y de reducidas dimensiones (2,35 metros de largo, 0,85 metros de ancho y 1,45 metros de alto), cuya principal característica es que bascula sobre sus ejes al tomar una curva.

No es el primer intento de Toyota, que lleva desde prácticamente el año 2003 presentando propuestas similares. Sin embargo, y he aquí la importancia de este modelo, el iRoad es el primero que cuenta con argumento realmente sólidos para transformar la movilidad de nuestras ciudades.

Los principales son unas dimensiones reducidas, un sistema de propulsión eléctrico (mediante 2 motores situados en las ruedas delanteras, de 2 kW), y especialmente, y esta es su ventaja frente al Renault Twizy, un habitáculo completamente aislado del exterior, lo que le permite tener algunas funciones típicas de un coche, como manos libres y sistema de climatización.

toyota_i-road_concept_8

En mi opinión, que el iRoad pueda utilizarse con independencia de las condiciones climatológicas supondrá un número mucho mayor de clientes lo tengan en cuenta como alternativa.

Hay que tener en cuenta que cuando estuvimos probando el Renault, por mucho que nos gustase, descubrimos con cierta decepción que si llueve o hace frío hay que ir casi tan preparados como si fueramos en moto, pero sin embargo, no tenemos todas las ventajas de esta, como serpentear entre el tráfico (un Twizy mide 1,23 metros de ancho) o aparcar en mucho menos espacio (aunque podamos intentar dejarlo estacionado atravesado).

La única deventaja que tiene el modelo japonés reside en su precio, que no se conoce todavía, pero que será más alto que el del Renault), y en su autonomía, que se perfila como algo justa con 50 km ya que hay que tener en cuenta que el sistema de climatización hará que esta sea aún más baja. Aun así, peronalmente creo que estamos ante una de las opciones mejor diseñadas en cuanto a movilidad sostenible. Podéis ver un vídeo del Toyota iRoad en funcionamiento aquí.

 

 

 

 

 

Discussion

No comments yet.

Post a Comment

Estamos leyendo:

Nuestro Twitter

Photos on flickr