//
Sigue leyendo

Actualidad

VW Phaeton

phaeton

En los últimos años hemos asistido a la concentración de grandes empresas en el sector del automóvil. Las últimas, Renault-Nissan, o KIA-Hyundai. Las sinergias, sobre todo en tecnología, son evidentes, pero también esconden ciertos vicios ocultos.

Para Volkswagen, contar con uno de los mayores abanicos de producción, al menos en cuanto a nichos de mercado agotados, es ya historia antigua. Llevan muchos años compaginando la deportividad de SEAT, el lujo de Audi y el equilibrio de VW. Hasta nos habíamos creído la relación calidad-precio de Skoda.

Pero el Phaeton no termina de encajar. Este gigantón de más de 5 metros rompe los moldes en el grupo, y desde la primera generación (2002) ha tenido poca acogida entre el público. Entonces porque dió un nuevo sentido al adjetivo anodino. Ahora porque (no nos cansamos de repetirlo) no tiene una filosofía definida.

Un BMW Serie 7 presume de transmitir sensaciones deportivas, Mercedes eleva el confort a nuevas cotas con cada renovación de su Clase S, y Audi y Lexus compiten por eficiencia y tecnología, respectivamente.

Sin embargo, el nuevo de Wolfsburgo no sabe muy bien dónde apuntar. Repite motorizaciones de su predecesor, y ya está confirmado que no podrá montar el arsenal de gadgets del A8. Sin embargo, tampoco podemos decir que compita por precio, ya que el acceso de gama supera los 76.000 euros.

No me interpreten mal; me encanta el nuevo Phaeton. Calidad por los cuatro costados y elegancia bastante para competir con el resto de los germanos. Pero para desembolsar la mitad de la hipoteca media española, necesito más. Mucho más.

En Sobreviraje | VW Touareg y Porsche Cayenne. Historia de un divorcio. ¿O no? (2010)

Tags| VW

Discussion

No comments yet.

Post a Comment

Estamos leyendo:

Nuestro Twitter

Photos on flickr